Estanterias de baño

Cuando ya se han colocado todos los muebles de baño y por cualquier razón es necesario ampliar el espacio disponible existen en el mercado infinidad de modelos de estanterías para baños en plásticos o metales que se fijan con unos simples tornillos en las esquinas de la ducha o bañera.

Si ya se tiene un mueble cerca de la bañera, puede ser una solución demasiado recargada por lo que es aconsejable modificar la distribución y colocar estanterías auxiliares en los laterales del baño para colocar los productos de higiene.

Otra forma de ganar espacio es hacer bricolaje interno con los muebles de baño que ya se disponen, colocando piezas y cajones para albergar más productos. Para estos hace falta ser habilidoso con la cola de carpintero, sierras y medidas.

Si pones en práctica esta última idea te recordamos que si dispones de baldas también tendrás que recortarlas para que encajen en el interior del armario.

Cuando hayas terminado el proceso de bricolaje interno de los muebles de baño deberás pintarlo de un color similar. Para pintar un mueble de baño es recomendable usar una capa tapaporos para evitar las humedades y que la pintura agarre mejor. También es importante usar pinturas o barnices resistentes al agua para que la humedad del cuarto de baño no estropee los muebles.

Empresas destacadas